La función dormir es una de las funciones más cómodas y seguras de una casa. Tan simple como un interruptor junto a la cama para que la alarma se active, la seguridad se intensifique y las persianas se bajen.

Más detalles en este vídeo:

Se trata de una función doble: función dormir y despertar. Esta modalidad está ligada al ahorro energético, pero también a la comodidad del usuario, siendo especialmente útil para personas mayores. 

Función dormir

En primer lugar, el usuario la tiene que activar así que se lo recordamos de una forma sutil. Cuando el usuario entra de noche en la habitación, el mismo detector de presencia que se encarga de que se apaguen las luces cuando no estamos hará que se ilumine el pulsador como recordatorio.

Una vez se acciona el pulsador del Teclado de Escenas serigrafiado con el icono de la función dormir conseguimos, en primer lugar, que cualquier luz encendida en la habitación se apague. Además, bajamos la temperatura de la casa a “modo noche”. En este caso experimentamos un problema por las características de esta vivienda, en la que la calefacción central se apaga de noche para todos los vecinos. Lo lógico sería que la calefacción Central estuviera dispuesta las 24h para proporcionar calefacción bajo demanda, permitiendo independizar el uso de la calefacción por parte de cada usuario, aumentando el confort y, a la vez, minimizar el gasto.

Con la función dormir activamos la seguridad perimetral. Automáticamente la alarma se enciende mediante ese botón que hemos pulsado y nos avisará si hay alguien con malas intenciones.

Las persianas del dormitorio y el baño también se bajan, es una cuestión de comodidad y de ahorro energético. Esta modalidad se puede modificar a gusto del usuario, si prefiere dormir con mucha o poca luz de la calle.

En cuanto a la seguridad, los pulsadores que tenemos en la terraza para entrar desde fuera quedarán inhabilitados. Estos pulsadores exteriores son necesarios para evitar que haya usuarios atrapados en su propia terraza ya sea porque por cuestiones de sombreado la persiana está programada para bajarse, o algún olvidado que la baja desde dentro. 

Función despertar

La función despertar es la complementaria. Con esta modalidad se enciende la luz de la mesilla y las persianas se elevan levemente. La vivienda, además, activa la temperatura en modo confort, desactiva la seguridad perimetral… sólo falta el café para empezar de buen humor. La función despertar se activará cuando el usuario la haga voluntariamente o -si se olvida-, levante la persiana por encima de un nivel prefijado. Es un gesto sencillo que todos hacemos por las mañanas y que nos asegura que la casa vuelve a funcionar con normalidad en “modo día”