Enero es el mes más frío del año. Y seguramente tu calefacción ya esté dando buena cuenta de ello. Tanto es así que el gasto de calefacción en un hogar medio supone el 70% del gasto en nuestra factura anual. Gastamos más en calefacción que en aire acondicionado y agua calienta.

El funcionamiento integrado de un hogar inteligente permite el ahorrar en calefacción, como siempre, sin perder comodidad. Te lo explicamos en el siguiente vídeo: 

 

Como ya explicamos en vídeos anteriores, un vivienda inteligente puede tener un termostato por habitación. Esto recibe el nombre de zonificación inteligente. Esto permite regular la temperatura en cada punto de la casa y aprovechar el calor del sol en una estancia, por ejemplo. Además, si el cubículo de un coche que mide una media de 3 metros cuadrados permite regular cuatro focos de temperatura, ¿por qué no hacerlo en una casa?

La función frío – calor

En la función frío calor conseguimos que el termostato de cada zona evite el funcionamiento simultáneo de la calefacción y del aire acondicionado. Obviamente, lo contrario sería contraproducente. Pero el error humano es posible, y no es raro que en una habitación el calor nos dé pie a buscar un foco de frío. Entendemos, no obstante, que el calor se puede repartir por todas las estancias y la refrigeración se puede conseguir bajando la temperatura sin necesidad de un gasto extra.

Sin embargo, la bomba de calor puede funcionar a parte. ¿Por qué en este caso sí que es posible? Pongámonos en situación. Llegamos a nuestra casa de fin de semana en el pueblo, en pleno invierno y en plena montaña. La temperatura se ha desplomado y queremos que suba, a ser posible rápido. En ese caso, la bomba de calor puede ser un suplemento. Este aparato se conectara entonces para ayudar a elevar la temperatura y se apagará cuando hayamos alcanzado un punto que permita a la calefacción trabajar con facilidad.

El ahorro anual que hemos estimado es de 321 kwh/año en calefacción; también 1,19 kwh/año en aire acondicionado; y 0,059 tn/año en emisiones de CO2.

¿Qué elementos empleamos?
  • Pantalla Iddero Verso: una pantalla táctil que nos permite controlar temperatura, escenas e iluminación. Salir de casa y dejar las luces apagadas es tan fácil como deslizar nuestros cuatro dedos por la pantalla y lo mismo para que nos de la bienvenida. Por lo hablar de su diseño…
  • Pasarela de comunicación KNX:  este aparato permite la monitorización bidireccional del aire acondicionado y la calefacción.