Con este frío invernal dan ganas de encender la calefacción y ya nos apañaremos a final de mes ¿verdad? 

No te dejes llevar por el frío de tu cuerpo y piensa en ahorrar. No es lo mismo una casa inteligente que una casa con elementos inteligentes, pero tampoco cuestan lo mismo. Además, en términos monetarios, nos costará ver el ahorro en nuestra factura. Esto se debe a que el fijo de la electricidad que cobran las compañías de electricidad es tan alto, que poco importa la reducción del variable. Sin embargo, sí que podemos pensar en el medio ambiente y en nuestro propio confort. Una casa inteligente puede ahorrar hasta 4.083,56 Kwh/año y un 0,819 TN en el mismo tiempo. Estos objetos inteligentes, aunque no tienen el mismo impacto sí que ayudan a reducir el gasto. 

Por eso te traemos unas cuantas opciones para ahorrar en calefacción activando unos cuantos cachivaches.

Evita que la temperatura ‘se desplome’

¿Qué es más eficiente tener la calefacción encendida y una temperatura constante, o encenderla y apagarla según el uso?  

Pues bien, ni lo uno, ni lo otro. Tener la calefacción encendida, aunque sea a una temperatura constante, supone también un gasto constante. Por eso, conviene apagarla cuando no estamos en casa o cuando dormimos. Sin embargo, si baja demasiado, sí que es un gasto importante volver a subirla. Así como unas buenas horas de frío dentro de casa. Por eso te recomendamos este pequeño aparato que puede ser ideal para tu casa de fin de semana. 

Es un aparato que permite activar y desactivar cualquier dispositivo desde cualquier lugar y sin reformas. Detecta además la temperatura. De tal manera que si tu casa se queda demasiado fría te manda una señal al móvil. Con un simple botón en tu smarphone podrás calentar tu casa.

 

Controla tus enchufes

En los países anglosajones de la Unión, los enchufes van siempre acompañados de un interruptor. Los motivos son, en primer lugar, la seguridad, si hay niños pequeños en casa toda prevención es poca; por otro, el ahorro. En esta página detallan esos 10 dispositivos que gastan sólo con estar enchufados. Algunos de los que más consumen son el microondas, el ordenador de mesa o el equipo de música. Son elementos que no desenchufamos cada vez que salimos de casa, pero que estaría bien poder controlar desde el móvil.

 Ahorrar es fácil, lo difícil es el desembolso inicial. Nosotros te ayudamos, explicamos y guiamos para comprar sin derrochar. Nos encontrarás en nuestra web www.VenDomotica.es