Además de el precio y la comodidad, hay más ventajas e inconvenientes a valorar en una vivienda domotizada.

Hemos hablado ya de la razones que tenemos para domotizar: ahorro energético, seguridad, entretenimiento

Pero también hay “desrazones”, es decir, desventajas que también queremos que tengas en cuenta. Domotizar una vivienda por completo requiere una reforma y un presupuesto. Confiar en los profesionales es fundamental sino quieres que todo este proceso se vuelva en tu contra. ¡Comenzamos por el principio!

Ventajas de una vivienda domotizada

  • Ahorro energético: el control de la temperatura en las habitaciones, o el movimiento de persianas en función de la temperatura o iluminación exterior es clave. Estos sistemas nos permiten gastar menos en calefacción. Además, los controles de ausencia-presencia, evitan que nos dejemos luces encendidas. Con las viviendas domotizadas, además, cualquier aparato enchufado cuando nos vamos de casa deja de ser un problema, pues podemos detectar el enchufe que se está utilizando y desconectarlo desde el móvil.
  • Comodidad: controlarlo todo desde el smartphone o la tablet es sinónimo de confort.
  • Seguridad: el estándar KNX es con el que nosotros trabajamos. Por eso siempre destacamos su empeño por seguir avanzando en la ciberseguridad.  Su mecanismo de protección está basado en algoritmos de seguridad internacional estandarizados. Es por eso que alcanzan el máximo nivel de protección de datos. Te explicamos más en este artículo
  • Accesibilidad: podemos controlar la vivienda desde casi cualquier dispositivo con internet. Eso sí, que tenga la aplicación y claves para el control de nuestra vivienda. Además podemos integrar cualquier dispositivo al sistema, aunque no sea inteligente.

Desventajas

  • El gasto inicial: en un primer momento hay que invertir. Aunque posiblemente no tanto como te imaginas. Por el precio de la reforma de una cocina, se puede puedes tener domotizada tu casa entera. Además, la domotización no tiene por qué ser completa. El proceso puede ser parcial e ir aumentando funciones de la vivienda a gusto o presupuesto del usuario.
  • La vulnerabilidad de los hackers: al fin y al cabo es una casa conectada a internet. E internet es un universal. Por eso hay que buscar empresas con experiencia y fiables que le pongan puertas.