Domótica en viviendas

DOMÓTICA, LA VIVIENDA INTELIGENTE

Estas casas se caracterizan, a nivel técnico, porque todas las instalaciones funcionan de forma integrada… O sea, que todo (persianas, luces, calefacción, aire acondicionado, alarmas, etc.) está interconectado, igual que en los cohes desde hace años.

Casi sin darnos cuenta, de hecho, en nuestras viviendas convivimos, cada vez más, con instalaciones y automatismos que, poco a poco, vamos viendo como habituales:

  • Ventanas y persianas eléctricas.
  • Reguladores de intensidad de luz.
  • Cronotermostatos digitales, para el control de la calefacción y/o el aire acondicionado.
  • Toldos que se recogen de forma automática para prevenir roturas por el viento.
  • Calefacciones que se encienden desde un SMS.
  • Detectores de incendios o gases que cortan el suministro para evitar accidentes, y un largo etcétera.

Sin embargo, al contrario que en nuestros coches, estas instalaciones se han ido incorporando a nuestras viviendas como parches aislados, con las siguientes consecuencias más importantes:

  • Instalaciones abarrotadas de cables, caras y difíciles de mantener.
  • Pérdidas considerables de energía por de falta de integración que permite, por ejemplo, tener el aire acondicionado cuando las ventanas están abiertas o no hay gente en casa.
  • Elementos aislados e independientes. Así por ejemplo podemos armar/desarmar la central de alarmas con un SMS pero, si queremos hacer lo mismo con la calefacción necesitaríamos tener otro dispositivo con una segunda tarjeta SIM (con el consiguiente coste) para hacerlo, ya que el comunicador GSM de la Centralita es sólo para la Central de alarmas.
  • Controles duplicados, multiplicidad de telemandos, etc.

La domótica, es capaz de coger todos los dispositivos instalados en una vivienda y hacerlos funcionar “de forma integrada” para conseguir una vivienda cómoda, segura, y respetuosa con el medio ambiente… y con el bolsillo.

En resumen, la domótica es capaz de hacer funcionar de manera conjunta y optimizada todos los dispositivos que componen los cuatro pilares básicos que constituyen una vivienda actual:

77

 

EJEMPLO DE ALARMA DE INCENDIOS DOMÓTICA:

Detector de incendios: avisa a la instalación de la presencia de incendios

Central de alarmas: activa una sirena interior para avisar al usuario y avisa a una Central Receptora de Alarmas para que pueda llamar a los Bomberos

Pasarela GSM: manda un SMS al usuario avisando de la zona de la vivienda donde está el incendio.

Pantallas: Informan al usuario de la zona de la alarma.

Electroválvula de Gas: Corta automáticamente el suministro de gas a la vivienda para evitar posibles explosiones.

Cuadro eléctrico: Se corta el suministro de corriente a la vivienda para minimizar el riesgo de cortocircuitos dejando en funcionamiento sólo una iluminación de emergencia que facilite la evacuación.

Persianas/Ventanas eléctricas: Se cierran automáticamente para evitar avivar las llamas.

 

Mitos de la Domótica: No se deje engañar !!!

  • Mito 1: Estas casas tan complejas son sólo adecuadas para los aficionados a los ordenadores

    Esto es absolutamente falso. De hecho una casa domótica es mucho más sencilla y segura que una convencional, siendo adecuadas para personas discapacitadas o de tercera edad, llegando a ser consideradas “viviendas asistidas” que simplifican y facilitan el uso, garantizando la seguridad incluso a pesar del error humano. Y todo esto sin un ordenador central ni tan siquiera una centralita domótica. Los distintos elementos se comunican entre sí para trabajar conjuntamente. Así, si un aparato se estropea, sólo se estropea la luz, la persiana o el elemento concreto que controle.

  • Mito 2: Para controlar estas viviendas hay que hacerlo siempre desde una pantalla táctil

    Tampoco es cierto. Normalmente el control se realiza desde el mismo tipo de “interruptores” que se emplean tradicionalmente en todas las casas. Lo que sucede es que, por ejemplo, la misma luz que Vd. enciende desde un interruptor puede estar configurada para encenderse o apagarse en caso de una alarma, o apagarse cuando ha pasado un tiempo determinado desde que se abandonó la habitación, o desde el móvil. Sólo en los casos que el cliente lo desea se le puede poner una (o varias pantallas) para que controle toda su instalación y pueda utilizarla para diferentes funciones como, por ejemplo, videoportero, visualización de cámaras IP o control de consumos energéticos.

  • Mito 3: Una casa con telemandos para las persianas es una vivienda domótica

    Este mito explotado por muchos promotores durante la época del boom inmobiliario, sólo es cierto si dichas persianas por ejemplo realizan funciones como:

    • Ahorro energético: procurando sol o sombra a la vivienda cuando sea necesario.
    • Seguridad técnica: cerrándose en caso de incendio, o abriéndose en caso de escape de gas.
    • Confort: cerrándose a la vez que se apagan las luces cuando el usuario se va a dormir y/o ayudando a conseguir escenas adecuadas que, de forma automática y en combinación con la iluminación, el televisor y el equipo de música, preparan el ambiente para leer o ver la televisión.
    • Control: cerrándose cuando el usuario se va de casa y abriéndose si es de día cuando éste regrese.
    • Simulación de presencia / Seguridad Anti-intrusión: subiéndose y bajándose para, en combinación con las luces, simular presencia cuando la vivienda está desocupada.
  • Mito 4: Estas viviendas son carísimas

    Esto es uno de los mitos más extendidos y es absolutamente falso. Según el grado de domotización, se pueden realizar instalaciones en vivienda desde menos de 3.500 €. Además, estas instalaciones son “escalables”, lo que significa que se le pueden ir añadiendo funciones de acuerdo con las necesidades cambiantes del usuario, reformas, ampliaciones, etc. Y en cambio proporcionan ahorros energéticos de hasta el 70% en iluminación y el 50% en climatización.