Últimamente hemos visto varías páginas web de decoración que ofrecen productos de IoT con la etiqueta de “domótica”. Son dispositivos baratos, atractivos y que ofrecen una funcionalidad muy interesante. Ciertamente recomendables siempre que seamos conscientes de sus limitaciones.

IoT o Internet of Things (Internet de las cosas), son sistemas basados en dispositivos inteligentes, configurables y con la capacidad de comunicarse unos con otros para trabajar de forma conjunta,  aunque esta comunicación se realiza sólo y exclusivamente a través de Internet. Por tanto, si, por ejemplo el router WiFi que comunica nuestra casa con Internet se desconecta o  se cuelga, los dispositivos IoT directamente dejan de comunicarse y, por tanto, de funcionar. Esta dependencia de Internet, junto con su bajo coste, es la principal diferencia con respecto a otros sistemas domóticos como KNX o Z-Wave que están integrados por medio de redes interiores de comunicación, cableadas o inalámbricas, independientes de La Red. Así, KNX o Z-Wave emplean Internet para comunicarse con el usuario, pero no dependen de dicha Red para poder comunicarse entre sí y funcionar. Eso explica que funcionen más rápido, reaccionando instantáneamente a cualquier orden y evitando que puedan fallar si “cae” Internet.

Sin embargo, eso no resta valor a los dispositivos IoT ya que, hoy en día, es frecuente que las viviendas dispongan de una conexión a Internet cada vez más fiable y estable. El mayor problema suele ser el cuelgue puntual del router de la compañía o, a veces, la mala costumbre de estas compañías de reiniciarlos, borrando las configuraciones de usuario que luego hay que volver a reconfigurar. Pero, aparte de esos fallos esporádicos, los sistemas IoT ofrecen una opción de domotización a muy bajo coste que lo hacen accesibles a una gran mayoría de usuarios.

Por tanto, no puede decirse que se trate de un producto mejor o peor, ya cada uno se adapta a unas características y unas necesidades. Como se decía antiguamente “nadie da duros a peseta” (hoy sería euros a céntimo) y no puede esperarse lo mismo de un sencillo sistema compuesto de elementos IoT que de un sistema domótico autónomo, mucho más caro.

Pero, teniendo claro esto y sus implicaciones, como que IoT no debe emplearse para funciones críticas o de seguridad, tales como proteger un toldo del viento, sí pueden aportarnos valiosas funcionalidades a bajo coste. Con funciones tanto más útiles cuanto más “friki” sea el usuario que las configura. Sin olvidar que, hoy día, pueden integrarse perfectamente con los tan populares asistentes digitales como Alexa o Google Home y con plataforma como IFTTT.

Y muy importante: La integración con Google Home o Alexa permite a su vez, mediante diversos dispositivos existentes en el mercado como los de Thinknx, integrarse con KNX o Z-Wave. Por lo que estos dispositivos pueden también instalarse e integrarse en verdaderas instalaciones domóticas.

A continuación, mostramos una serie de productos IoT de la marca SPC. Estos productos están en auge y la relación calidad/precio resulta inimaginable.

Productos SPC

Para poderlos emplear, es suficiente descargarse en nuestro dispositivo móvil o Tablet la aplicación gratuita “SPC IoT” en Google Play o en APP Store. Si además disponemos en casa de un Google Home o Alexa, podremos integrarlos además en la correspondiente app de estos sistemas: “Google Home” de Google o “Amazon Alexa” para Alexa, con lo que se podrán integrar en funciones que se activen por comandos de voz y, también que impliquen funciones multimedia relacionadas con YouTube, Spotify, Tune-in radio, etc.

Bombilla SPC

El funcionamiento de esta bombilla es muy sencillo. Simplemente tenemos que conectarla, como cualquier otra bombilla a una lámpara. Accedemos a la app, pinchamos en el símbolo de + y seleccionamos la opción Bombilla. Enciende la bombilla y asegúrate de que parpadea rápidamente, eso significará que has hecho un buen trabajo. ¡Ya tienes instalada tu bombilla! Ahora solo tendrás que indicar en la app en que estancia de la casa se encuentra instalada y alguna serie de preguntas para que está se adecue a tu gusto.

Puede ser que te estés preguntando ¿Para qué quiero una bombilla conectada a mi móvil? En primer lugar, para acabar con la discusión de quien se levanta a encender o apagar la luz. En segundo lugar, por ahorro. ¿Cuántas veces te has dejado la luz de casa encendida? Ahora puedes marcharte tranquilamente, desde la app podrás comprobar si alguna de las luces está encendida y si es así, apagarlas. Por último porque ya no será necesario encenderla individualmente, escoger su nivel de brillo o el color del encendido. Bastará con incorporarla a una escena, como la de ver una película, para que se encienda o apague con los parámetros de brillo y color más adecuados para cada caso de acuerdo con nuestras preferencias. Realmente cómodo, representa un importante ahorro de tiempo.

Te recomendamos que visites nuestro portal de YouTube para conocer todas las opciones de esta Bombilla SPC.

Cámara de Vídeo 720P de SPC

Esta pequeña cámara de vídeo sustituye esos viejos walkie talkies que llevaban colgando por toda la casa los madres y padres para controlar que el niño estaba bien. ¿Cuántas veces se os acabado la batería en el peor momento? O de repente, no aparece uno de los dos componentes. Estos problemas se han eliminado. Esta cámara de vídeo Standard, detecta movimientos, tiene visión nocturna, con un campo de visión diagonal de 115º y además, tiene posibilidad de almacenamiento de 128GB mediante micro SSD y Cloud.

Mientras la cámara proyecta a tu bebe, tu simplemente tienes que encender el móvil para poder comprobar que todo está en orden. Pero ¿Qué pasa si no tengo niños? ¿Este producto no es para mí? Por supuesto. Sientes que tu hogar no está seguro, pero, no quieres invertir en una instalación de alarmas. No hay problema. Simplemente, deja esta cámara donde nadie la vea y si algún intruso entra a tu casa, la cámara identificará el movimiento en la imagen y te enviará al móvil una alerta que te permitirá visualizar que está sucediendo, en directo desde tu casa. Con la opción de zoom podrás ver la cara a la persona que ha invadido tu hogar, y con la activación de sonido podrás hablar al intruso, aunque te encuentres a kilómetros de él. Entre muchas otras opciones.

Si aprietas a este enlace, podrás ver lo sencilla que es su instalación.  

 

Enchufe Inteligente SPC

Seguro que nunca te habías planteado para qué es necesario un enchufe inteligente. Te podré un ejemplo. Eres de esas personas que, tras dejar toda la noche el móvil cargando, llegan por la mañana, apagan el despertador, quitan el cable del móvil y luego no lo desenchufan. ¿Si lo eres verdad? Pues que sepas que haciendo eso aumenta el porcentaje de posibilidades de que el cargador se caliente, termine explotando y provoque un incendio. Puede parecer estrambótico, pero no serías al primero que le pasa. Quien dice cargador de móvil habla de estufas, ambientadores…

Con estos enchufes podemos dejar marcado que, cuando nos vayamos de casa se desconecte todo lo que este enchufado evitando riesgos y reduciendo gastos.

Además, estos enchufes inteligentes analizan nuestro consumo, diario e incluso mensual o anual. Algo que nos permitirá saber qué es lo que debemos corregir.

Existen muchos tipos de enchufe SPC, incluso con puerto USB para que cargues ese reloj inteligente que te regalaron para tu cumpleaños con la intención de que midieras lo que andas.

 

Los productos SPC son productos que se han adaptado a nuestras necesidades actuales, aprovechando toda la tecnología que tenemos y nos lo ofrecen a un precio muy bajo. Conoce todos los productos en nuestro catálogo de VenDomótica.