La domótica crecerá un 30% hasta el 2020

La domótica crecerá un 30% hasta el 2020

Las posibilidades de crecimiento de la domótica de cara al próximo lustro son, de acuerdo con los diferentes estudios sectoriales, enormes. Precisamente, gran parte de esas opciones tienen que ver con las razones por las que el sector aún no se ha universalizado: la percepción de seguridad de los sistemas domóticos por parte de los compradores.

Posibilidades de crecimiento

Allied market Research Organization acaba de publicar un nuevo avance, con las expectativas de crecimiento del sector de la automatización doméstica en los próximos años. Según estas informaciones, la facturación en el segmento de la domótica aumentará un 30% anual hasta el 2020.

Esto equivale a decir que, en esa fecha, la facturación de los equipos y sistemas de automatización doméstica llegará a los 31.900 millones de euros. Gran parte de los retos del sector, según éste y otros informes, tienen que ver con derribar la desconfianza aún existente entre los compradores.

Por eso, las más importantes opciones de desarrollo para este sector se generarán en los ámbitos de la seguridad, la protección de datos y la estandarización.

Ahorro energético

Uno de los grandes atractivos, de cara al comprador, de la domótica tiene que ver con las posibilidades de amortización. En este sentido, la eficiencia energética que posibilita la Smart Home es uno de los ‘nichos’ de ahorro más importantes.

De acuerdo con CEDOM, la mejora de los sistemas de monitorización del consumo energético en hogares y edificios posibilitaría una reducción del gasto de energía en España del 30%.

Como mostraba en su día un estudio llevado a cabo por Bosch, el 75% de los usuarios consideran que las posibilidades de ahorro y eficiencia energética son, probablemente, el argumento más atractivo que las viviendas automatizadas tienen de cara a los compradores.

Curiosamente, el 70% de los usuarios españoles y franceses creen que, a día de hoy, la tecnología ligada a las Smarthomes es demasiado costosa. Curiosamente, según este informe, es la generación de usuarios de entre 16 y 24 años la que muestra mayores reticencias para la implantación de la domótica en el hogar.