Perspectivas de la domótica para el 2016

Perspectivas de la domótica para el 2016

Estamos apurando los últimos ‘sorbos’ del 2015 y, por tanto, es tiempo tanto de hacer balance de lo que han sido estos 12 meses para el sector de la domótica, como de adelantar algunas de las tendencias y previsiones de cara al año que se nos viene encima. En este sentido, aquí hemos recopilado algunas de las cosas que podemos esperar en la domótica y la inmótica en el 2016.

Mayor peso en seguridad y vigilancia

Uno de los aspectos en los que la domótica y la automatización experimentará mayores crecimientos el próximo año es el relacionado con la seguridad y la vigilancia de viviendas. En este sentido, un reciente estudio desarrollado por la consultora ABI Research cifraba en 1,7 millones de euros la cifra de negocio en ventas de los sistemas y equipos domóticos de seguridad y monitorización. Pues bien, las previsiones para el 2016 pasan por que esas cantidades lleguen a los 11,3 millones de euros.

Esta visión se une a la del estudio DIY Home Automation Market by Offerings, by Technology, and by Geography, que prevé que el crecimiento de la domótica orientada a particulares en todo el mundo (de cara al 2016 y años siguientes) va a estar impulsada, sobre todo, por el segmento de la seguridad y el control de accesos.

Más hogares inteligentes

El crecimiento de la domótica no se reducirá a aspectos concretos como el de la seguridad y la vigilancia en el 2016. De hecho, el año que viene las perspectivas de crecimiento de los hogares inteligentes son más que halagüeñas. La consultora Berg Insight cifra en 10,6 millones los hogares automatizados total o parcialmente que existen en Estados Unidos y Europa. De acuerdo con las predicciones de esta firma, las expectativas pasan por que el número llegue a 29,7 millones sólo en Europa.

De hecho, Berg Insight calcula que los beneficios provenientes de las ventas de equipos para la automatización de viviendas repuntarán nada menos que un 33% el próximo ejercicio.

Sea como fuere, el futuro parece definido por un mayor conocimiento por parte del gran público de las ventajas de la domótica, no sólo en seguridad y vigilancia, sino también en confort y ahorro energético.